jueves, 28 de junio de 2012

A por ellos

Un senador de los Estados Unidos, persona nada sospechosa, por el mero hecho de serlo, de veleidades revolucionarias, dice cosas tremendas sobre la crisis actual. Dice que la codicia de Wall Street ha llevado a estos lodos y que, ahora, en lugar de proporcionar créditos para que la economía y los empleos se recuperen, los CEOs de Wall Street se dedican al más inmenso casino jamás visto. Es posible. Pero no es Wall Street. Bueno, no es SOLO Wall Street. Funesta manía de pensar que "mi mundo es el mundo".

No hay comentarios:

Publicar un comentario