viernes, 15 de junio de 2012

Naciones eternas

Mapa "político" de Europa desde el siglo I al XXI. Resulta divertido recorrer las idas y venidas de las fronteras de naciones que hunden sus raíces en la noche de los tiempos. Como toda obra humana, tiene sus peros, pero es un paseo para distraer la mente de otras cosas que están en juego estos días, como es la misma idea de Europa.
Le Monde lo expresa claramente:
Le paradoxe est que ce mouvement d’intégration s’effectue à marche forcée, sous la pression des marchés financiers, au moment où l’idée fédérale est en nette perte de vitesse dans les discours politiques 
Habría que ver las encuestas, pero no parece que la idea de Europa goce de buena salud entre los ciudadanos que ahora la componen: ha sido destrozada por los políticos que ahora dicen que quieren recomponerla. 
Por cierto, he escuchado en la radio a un político de la izquierda ortodoxa que negaba validez al concepto de "clase política" ya que, para él, "clase" es algo bien definido (en términos marxistas, supongo). Pero en dichos términos sí se usa "clase dirigente" como diferente (aunque muchas veces subordinado) a "clase dominante". Que a él, empeñado en lucha de clases (que, efectivamente, es algo empírico), no le guste estar incluido en la "clase dirigente" como diputado que es, es comprensible. Pero es empírico que lo está, mostrando, una vez más, lo poco clarificadores que resultan los esquemas dicotómicos: movilizan, pero no ayudan a entender qué está pasando realmente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario