lunes, 18 de junio de 2012

México: preferencias, percepciones, promesas

Por motivos biográficos, amén de otros de menor cuantía como los geoestratégicos, sigo con mucho interés las idas y venidas de la campaña electoral mexicana. Los amigos cercanos al "Yo soy 132", sus propios "indignados", empiezan a pensar que AMLO (López Obrador, del PRD, Partido de la Revolución Democrática) podría ganar. Obvian lo que la candidata del PAN, partido que hoy está en la presidencia de la República, dijo sobre el pasado de dicho candidato (y de otros muchos miembros del PRD). Pero parece que algunos artículos que he leído recientemente les dan la razón. Y vale la pena recorrer sus argumentos: cansancio por parte de sectores importantes de la población con las semejanzas neoliberales del PRI y el PAN (algo así como, en las Españas, se dice desde IU y su izquierda a propósito del PPSOE), rechazo al neocolonislismo estadounidense y hartazgo con los medios de comunicación dominantes.
La verdad es que, para muchos, las opciones electorales siguen siendo complicadas. Votas al mal menor, con lo que te haces cómplice del mal o votas por el bien mejor sabiendo que no va a ganar o no votas porque no va contigo gane quien gane. Porque las encuestas siguen siendo las mismas:

 

Por lo menos, las encuestas de Consulta Mitofsky que reproduzco. Ante ellas se pueden decir varias cosas. La primera, es que forman parte de la manipulación mediática general a favor del PRI (y que no haya "pucherazo" una vez más, como cuando "el sistema se cayó" contra Cuahutémoc Cárdenas, también del PRD). No voy a decir que no. Pero también se puede decir que el efecto de "Yo soy 132", directamente contra Peña (PRI), ha tenido como efecto una bajada de cuatro puntos mientras el PRD los subía... pero se mantenía la distancia en un sistema mayoritario como el mexicano.
La percepción que se tiene desde un movimiento como el 132 puede impedir ver el bosque. Pero el árbol es obvio que existe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario