miércoles, 13 de junio de 2012

Más antisemitismo (y II)

Este es un ejemplo de lo que decía sobre la confusión con la palabra "antisemita". Se trata de unas pintadas aparecidas en el Museo del Holocausto (Yad Vashem) en Jerusalem. El nada sospechoso a este respecto Jerusalem Post las tilda de  "antisemitas" y "anti-Israel" que es una buena distinción, no como el "progre" Ha'aretz, que se queda en "antisemita", aunque la BBC prefiere llamarlas "antisionistas", que creo es más apropiado aunque, en otros periódicos que leo, lo de "antisemita" tenga mayor peso: es más publicitario (Por ejemplo, la Folha de Sao Paulo titula diciendo que "judíos radicales pintan mensajes antisemitas en Jerusalem"). La policía, en un primer momento, y según el Jerusalem Post, las atribuyó a los haredim, los judíos fundamentalistas que creen que el estado de Israel es una abominación resultado del sionismo y que el sionismo es contrario a la correcta interpretación de la Torah. En la medida en que la  shoah, el exterminio de millones de judíos por parte de los nazis, se convirtió en una legitimación del estado de Israel, se rechaza, sí, ese exterminio, pero, al mismo tiempo (prosiguen las pintadas) se agradece a Hitler, irónicamente, que gracias a él se legitimara dicho estado que, prosiguen, no protege a los judíos sino que los amenaza.
La agencia de noticas palestina Ma'an también se hace eco de la noticia y añade:
Some of the graffiti, all written in Hebrew and daubed overnight on outside walls, accused Israel's founders of secretly encouraging the slaughter of Jews by the Nazis during World War Two to hasten the creation, in 1948, of Israel.
Según las pintadas, los fundadores de Israel habrían animado a los nazis a matar judíos para así poder acelerar la creación del estado de Israel.
Yad Vashem, dicen el primer periódico israelí citado, simboliza la relación entre el judaísmo (histórico) y la sociedad israelí (contemporánea) que los grafiteros han querido romper. Pero no deja de llamar la atención que en el periódico haya quien dé como válida esa distinción. Porque sería una forma de darle la razón a Shlomo Sand (también se trata aquí). De ser los una acción de los haredim, parece claro que n o son judíos antisemitas (no practican el auto-odio) sino judíos antisionistas, que es diferente. Se puede ser antisionista o "anti gobierno de Israel" sin ser por ello antisemita, si es que "antisemita" es palabra que tiene algún sentido cuando se usa para el prejuicio contra cualquier semita (árabes incluidos, que también son de lengua semítica) o para la crítica a una determinada acción del gobierno de Israel.
Y, mientras, durante esta farragosa discusión, los planes gubernamentales para judeizar totalmente a Jerusalem siguen adelante conquistando "hearts and minds" y hasta con ayuda vaticana. Supongo que no es antisemitismo contra los árabes o islamofobia.
(Añadido el 26 de junio: hoy se publica la noticia -en Ma'an- de la detención de los autores confesos de haber realizado las pintadas y miembros de un grupo ultraortodoxo judío que se opone -sic- a la existencia del Estado de Israel ¡y no son antisemitas!)

No hay comentarios:

Publicar un comentario