domingo, 10 de junio de 2012

Calentamiento global vs cambio climático

Hasta ahí llega el ejercicio de relaciones públicas: aconsejar que no se hable de "calentamiento global", que suena muy feo y cargado de presagios, y sustituirlo por "cambio climático", más manejable y que puede permitir hacer negocio mercantilizando sus efectos.
Lo que, sea como sea y llámese como se llame, me resulta chocante es que la discusión política siga siendo "nacional", es decir, de gobiernos locales, sean Estados o sub-estatales. El artículo que cito es un ejemplo, pero se pueden encontrar, con facilidad, numerosos casos en los que la lucha mejor intencionada contra el "cambio climático" se entabla a la escala de la política a la que uno tiene acceso: la del gobierno de turno. Es razonable el "pensar globalmente, actuar localmente", pero si el problema es "global", es decir, planetario, la única opción eficaz sería "pensar globalmente, actuar globalmente". Sin embargo, la política realmente existente no lo permite (ahí entra la "solución" de Lagarde para el "problema" europeo: encerrar a los dirigentes en una habitación y guardar la llave hasta que se pongan e acuerdo). Y si no lo permite, Houston, tenemos un (verdadero) problema llámesele como se le llame y es que no hay una instancia supra-estatal para resolver los problemas supra-estatales.
(photo: Neil White/Guardian UK)
(photo: Neil White/Guardian UK)

6 comentarios:

  1. Parece, Don José María, que la "solución" de Lagarde es la que debe imponerse, ¿no? Bueno, opino, que no podría ser condición necesaria, pero no suficiente.

    ResponderEliminar
  2. Para nuestra desgracia, que sea deseable o aconsejable no significa que sea previsible o probable. Pero, sí, no vendría mal algo más que cumbres (borrascosas) en las que la decisión más importante es la de volverse a reunir.

    ResponderEliminar
  3. Al volver a revisar mi comentario, he visto que tenía una errata, quería decir que podría ser condición necesaria pero no suficiente.

    Totalmente de acuerdo. Además, muy propio el adjetivo "borrascosas" a esas cumbres de mucho ruido y pocas nueces.

    Enhorabuena por el magnífico blog. Todas las reflexiones son muy interesantes. Esto es hacer buena sociología, que no es precisamente lo que se puede ver o escuchar en la tele.

    Un saludo muy cordial.

    ResponderEliminar
  4. Daba por supuesto que era una errata muy propia de los que escribimos con el texto en pantalla y vamos rapidito (no te lo creerás, pero acabo de cometer un error parecido, solo que me he dado cuenta a tiempo).
    Gracias por tu comentario. Saludos cordiales, Rubén.

    ResponderEliminar
  5. Pensar es de locos! da que pensar!
    Gracias.

    ResponderEliminar