sábado, 12 de mayo de 2012

Vestir correctamente

Hice mi tesina, entre la etnografía y la sociología, sobre el vestido de indígenas, mestizos y criollos en el pueblo que analizaría después en mi tesis. Hablo del valle de Cochabamba, Bolivia. Encontrar el elemento social era inevitable.
Personalmente, he mantenido "mi torpe aliño indumentario" dentro de ciertos límites: visto (es decir, me disfrazo) según el contexto y dejo la corbata para muy concretas y significativas ocasiones. Soy, pues, consciente del significado del vestido.

Ahora ha pasado con Zuckerberg, el de Facebook, cuyo modo de vestir es visto como falta de respeto hacia los inversores por parte de los estirados de Wall Street, que mejor harían teniendo respeto a los inversores en su actividad profesional sin necesidad de provocar los "Occupy Wall Street". Es ridículo dar más importancia al vestido que a las prácticas (información privilegiada, conspiración para alterar el precio de las cosas, enriquecimiento ilícito, estafa, fraude). Pero la especie humana y, en especial, esos especímenes son muy dados a la superficialidad del pavo real.
Ayer el club rotario de Alicante dio un premio a un médico muy conocido por sus logros profesionales y sus prácticas humanitarias. Se presentó a recogerlo en pantalones vaqueros (jeans) y cazadora de ciclista. Hele tus h... Me encantó. Mientras, el resto iba lo más formalito posible (hasta yo, que había sacado una corbata del armario, bien es verdad que porque tenía una conferencia por la tarde y mis amigos allí esperaban que fuese sin ella)

No hay comentarios:

Publicar un comentario