martes, 29 de mayo de 2012

Mentiras belicistas

Un repaso a las 15 guerras importantes de los Estados Unidos. De fuentes nada sospechosas es suficientemente equilibrado como para poner los pros y los contras hasta de la guerra hispano-estadounidense que comenzó con la voladura del Maine en el puerto de La Habana (fue España -versión oficial estadounidense-, no fue España -versión oficial española-, fueron los mismos estadounidenses, fue un accidente: el caso es que unos dicen que investigaron -el gobierno español- y otro se negaron a hacerlo -el gobierno estadounidense- mientras los periódicos de Hearst clamaban a favor de la guerra. Agua pasada.
Mucho más interesante es, en estos tiempos, la financiación de ambos bandos en Afganistán por parte de los Estados Unidos.
Un ejemplo más de que los motivos "oficiales" de una guerra (motivos -causas-, objetivos -fines-) no siempre coinciden con los reales. Ahí va una lista de los posibles:

SISTEMA
ACTORES
ASUNTOS

Político
Partidos
Gobiernos locales y extranjeros.
Poderes del Estado (judicial, legislativo)
Servicios secretos y policiales
Lucha por el poder
Toma de decisiones
Territorio
Alianzas

Social
Movimientos sociales (sindicatos, ONG)
Clases o estratos sociales (grupos dominantes, excluidos, profesionales)
Mantenimiento o logro de privilegios o intereses
Injusticia, inequidad
Pauperización, polarización

Económico
Empresas legales e ilegales (droga), locales y multinacionales
Organizaciones gubernamentales (Banco Mundial, FMI, OMC etc.)
Acceso y posesión de recursos
Riqueza
Gestión de la escasez
Defensa de intereses


Cultural
Grupos definidos por cultura (lengua, religión, "raza" etc.)
Instituciones religiosas (Iglesias, monasterios, sectas)
Medios de comunicación
"Etiquetado" del enemigo
Dicotomía "Nosotros"/"Ellos"
Racismo, xenofobia
Nacionalismos
Síndrome de Pueblo Elegido

Militar
Ejército y Paramilitares
Guerrillas y bandas armadas
Bandidos
Servicios secretos.
Acceso/financiación de equipamiento
Acción-reacción
Legitimación
Intereses creados


El artículo que cito contiene buenos ejemplos de la "doctrina Göring":

“La gente común no desea la guerra (...). Eso es obvio. Pero a fin de cuentas, son los líderes de un país quienes determinan la política, y siempre es una simple cuestión de arrastrar a la gente” lo cual “es fácil. Lo único que hay que hacer es decirles que están siendo atacados y denunciar a los pacifistas por falta de patriotismo y por poner en peligro a la nación. Funciona en cualquier país”. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario