jueves, 10 de mayo de 2012

Más sobre los bancos

En línea parecida a mi post de ayer (solo que este sí parece saber de qué se trata), se establece que el modelo sería el siguiente:

1. Let banks inflate massive asset bubbles with the aid of cheap or even free government cash, and tons of leverage;

2. Before it all explodes, carve out gigantic sums for bonuses and compensation for the companies that inflated those bubbles;
3. After it explodes, get the various governments to bail those companies out;
4. Pay for it all by slashing services to what’s left of the middle class.

"Amenazo" con subir algún post ajeno más. Para los países en vías de subdesarrollo, todo iba bien (relativamente) hasta que los bancos se pusieron a comprar productos tóxicos y se enzarzaron en diversas burbujas, fueron "ayudados" por sus gobiernos que no tenían deudas fuertes hasta ese momento; y ahí empezó la racha de deuda y crecimiento bajo que llevó a menos ingresos de los gobiernos y, por tanto, a empeorar su deuda. 
Se repite (aunque no se copia en todos sus detalles) la Gran Divergencia que se produjo en el siglo XIX entre centro rico y periferia pobre. Esta última se desindustrializa, sufre del "mal holandés" e incrementa su desigualdad interna. El libro de Williamson (Comercio y pobreza) es de historia, pero da pistas para el presente. A veces, no más a veces, la historia da lecciones... que nadie escucha, claro. Porque los listos del lugar afirman eso de que "Esta vez es distinto". El libro de Reinhart y Rogoff añade en el título: "Ocho siglos de necedad financiera".
El esquema que yo usaba a finales de 2010 era éste, con una diagonal que separa "lo de dentro" (abajo) y "lo de fuera" (arriba), aunque bien es sabido que "dentro" y "fuera" es una dimensión interesante para los nacionalistas, pero no necesariamente para los analistas:
Y la que te rondaré, morena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario