viernes, 18 de mayo de 2012

España no es Grecia

Lo han dicho antes Irlanda, Portugal e Italia. Ahora le toca al gobierno español que teme lo que puede salpicarle el caso griego. Al fin y al cabo, el negocio de las finanzas internacionales consiste en apostar sobre/contra situaciones que no sean demasiado débiles (no son rentables porque se saca poco de ellas) ni demasiado fuertes (la probabilidad de sacarle rentabilidad a la apuesta es mucho menos). Cierto que Soros sacó a la libra del sistema europeo (lo cual significa que sí son capaces), pero no pudo con el yen (lo cual significa que no son omnipotentes).
Pero volviendo a las Españas, en el Financial Times se pone el dedo en los elementos peculiares de España que, efectivamente, no es Grecia, pero que podría ser Irlanda. 
El "ladrillo" y el derroche autonómico aparecen inmediatamente como parte del problema. Es decir, las cuentas de los Bancos (¡y de las Cajas!) y el sobre-gasto de los gobierno autonómicos, asunto este último que nada tiene que ver con el resto de los GIPSI, antes PIIGS. Como el FT no tiene por qué estar infectado/afectado por el españolismo que aprovecha que el pisuerga pasa por valladolid para pedir que se acabe con las autonomías, lo que dice el artículo es que la "devolution" (las autonomías) son parte de la solución ¡pero bien gestionadas!. Es decir, con más autonomía como la vasca (su sistema fiscal es bien visto por el FT) y como quiere el gobierno catalán. No sé, no sé. No me veo yo al anterior gobierno valenciano gestionando mejor una fiscalidad a la vasca que lo que han derrochado hasta hace poco.
Hay, de todas maneras, versiones moderadamente optimistas sobre la Unión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario