lunes, 7 de mayo de 2012

Elecciones

Los medios españoles se han volcado en las elecciones francesas como si ahí se estuviese discutiendo el futuro de España. Se ha llegado a ironizar sobre los deseos que tendría el PP en el gobierno de Madrid de que ganase Hollande y se acabase la "dictadura" (la palabra es mía) de "Merkozy". Ganó, parece, Hollande, pero no está ahí lo importante.
Primero, porque ya Merkel comenzaba a coquetear con la idea de "crecimiento" y no tanto con la de "austeridad", con independencia de quien ganase en Francia. Y hasta Sarkozy comenzaba a tratar de ese asunto.
Segundo, porque se ha convertido en un tema electoral, como ha podido verse en las elecciones alemanas en Schleswig-Holstein. El partido de Merkel sigue quedando el primero, pero tanto éste, como el partido coaligado en el gobierno local (el liberal), han perdido votos y el Spd con Los Verdes podrían forman gobierno. Toque de atención, pues, para la CDU.
Tercero, porque las elecciones realmente importantes a corto plazo han sido las griegas en las que aunque Nueva Democracia haya sido el primero y el PASOK haya caído al tercer puesto, no está claro qué tipo de gobierno puede haber en Atenas y qué decisiones puede tomar sobre el "memorándum" (como llaman allí al "diktat" de la Troika -algo así como la carta que recibió Zapatero en mayo de 2010, pero en grande-). En el caso de que no haya que repetir las elecciones (cosa probable, por otro lado), si el nuevo gobierno lo rechaza (los partidos favorables a la "austeridad" son los grandes derrotados) y la Troika les castiga, el euro volvería (volvería?) a tener problemas de credibilidad internacional. 
Y eso, de nuevo, no sería agradable para la moneda alemana (sic), es decir, para el euro.
Hoy será un día interesante para las Bolsas y los mercados de divisas. Pero me pilla de viaje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario