jueves, 10 de mayo de 2012

Banqueros, nada más que banqueros

Tomado de las notas de clase del curso sobre Teorías del Desarrollo de Alberto Acosta:

“El estudio del dinero, por sobre todos los otros campos en la teoría económica, es uno en donde la complejidad se utiliza para disfrazar la verdad o para evadir la verdad, no para revelarla. El proceso por medio del cual los bancos crean dinero es tan simple que repele la mente. Con algo tan importante, un misterio más profundo sería lo decente.” John Kenneth Galbraith (1908-2006)


Banqueros, nada más que banqueros 

Creación monetaria por la banca
El derecho de recibir depósitos es un privilegio que el gobierno concede a través de un acta de constitución que crea una institución financiera.
Este privilegio incluye no sólo la custodia de los depósitos sino también la entrega de préstamos a los clientes: una fuente importante de ganancia para los bancos. Esa ganancia resulta de la diferencia entre la tasa de intereses cobrada por los préstamos y la tasa pagada a las personas que depositan su dinero.
Veamos un ejemplo de cómo funciona este sistema:
Una persona natural o jurídica pide al banco un préstamo para el fin que sea, producción o consumo. El banco decide concederle el préstamo.
Pero normalmente no va a prestarle el dinero en efectivo, dinero que recibió de otros clientes en carácter de depósito.
El banco crea una cuenta de depósito a nombre del solicitante del préstamo y registra el importe prestado como su “crédito”.
El solicitante del préstamo, por otro lado, probablemente no retirará el dinero del depósito en efectivo sino que lo más probable es que haga sus pagos transfiriendo esos créditos a terceros utilizando cheques.
Quien se encuentre abajo en la cadena de pagos seguramente hará lo mismo.
De esa forma, puede ser que el banco que creó el depósito no necesite nunca usar efectivo para cubrir el retiro del depósito.
Los bancos no son intermediarios de crédito sino que lo crean.
Crean liquidez al crear depósitos y ponerlos a disposición de los que solicitan créditos.
Los bancos no necesitan pedir prestado primero a un depositante.
En verdad, los bancos crean depósitos y préstamos al mismo tiempo.
Los bancos no utilizaron su propio capital para otorgar el préstamo, ni tuvieron que pedir prestado.
Los bancos prestan dinero que no tienen.
¡La operación bancaria moderna es la realización del sueño del alquimista!
En verdad, el depósito bancario creado para realizar préstamos es simplemente una promesa de que se va a entregar dinero cuando éste sea solicitado.
Y si los bancos no pueden cumplir esa promesa, el que la cubre es el Estado…
¡Muchas veces la operación bancaria moderna es la cristalización y legalización del atraco institucionalizado!

Cinco conclusiones básicas:
1.     Transparencia en toda la operación de saneamiento del sistema financiero
2.     No solo se trata de salvar a la banca (no a los banqueros); la operación de saneamiento del sistema debe abordar la política macroeconómica: basta de austeridad a ultranza que ocasionará más y más problemas, arrastrando a cada vez más bancos al abismo
3.     Los banqueros y accionistas con su patrimonio deben asumir la responsabilidad
4.     Hay que proteger sobre todo a los medianos  y pequeños clientes
5.     Hay que aprovechar la crisis para construir otro sistema financiero: los banqueros tienen que ser banqueros y nada más que banqueros. Ellos y la banca misma no pueden tener acciones en ninguna otra actividad económica que salga de su órbita específica, la financiera.  Por cierto no pueden tener acciones en ningún medio de comunicación, ni la banca ni los banqueros: accionistas y administradores.
“La tarea del profesor burgués consiste no en poner al descubierto todo el mecanismo y en desenmascarar todas las artimañas de los monopolios bancarios, sino en embellecerlos”. V. I. Lenin

No hay comentarios:

Publicar un comentario