miércoles, 21 de marzo de 2012

TB resistente

Vuelve la tuberculosis. Pero gracias, probablemente, al mal tratamiento que ha tenido en tiempos recientes, ahora vuelve mucho más peligrosa: multi-resistente a los antibióticos. Los bacilos de Koch son útiles para tratar, por ejemplo, un cáncer en la vejiga. Pero para eso tienen que estar poco activos y ser vigilados muy de cerca, atentos ante cualquier mutación o efecto inesperado. Si, en cambio, dichos bacilos reciben un tratamiento inadecuado (antibióticos inapropiados o tratamiento interrumpido antes de tiempo), es posible que generen resistencia a los antibióticos. La noticia es que eso es lo que está sucediendo y no solo en la India y los contextos más pobres del país, sino en ciudades ricas como Londres y en profesiones para nada asociables con la pobreza sino con el bienestar. Un enfermo de tuberculosis puede contagiar a una docena de personas a lo largo del año, así que la progresión se puede calcular si no se aísla al enfermo.
Vuelven las imágenes de las plagas ante las que no había defensa alguna y cuyos enfermos eran separados del resto de los igualmente mortales mientras los sanos, en un nuevo Decamerón, se retiran a sus parajes defensivos. 
Curioso que los humanos sigamos pensando que la Naturaleza es algo que está ahí fuera y con la que nada tenemos que ver.

No hay comentarios:

Publicar un comentario