jueves, 29 de marzo de 2012

El pasado como prólogo

Me llega un texto nada sospechoso de izquierdismo en el que se dan razones contra la huelga general en la España de hoy.  Copio y pego el párrafo siguiente:
En realidad los causantes, fueron los tecnócratas del Opus Dei (Ullastres, Lopez Rodo y Lopez Bravo) que accedieron al Gobierno en 1957 y pusieron en práctica un duro Plan de Estabilización conforme con las directrices del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional (FMI), cuyo efecto social fue la emigración de unos dos millones de españoles, en los años siguientes. Se liberalizó la economía, acabando con la autarquía y reduciendo el intervencionismo del Estado. Se recortó el gasto público, se abrió la economía al exterior, se devaluó la moneda y se facilitaron las inversiones extranjeras.
Dos evidentes diferencias con la actualidad: no se puede devaluar la moneda y ahora la huelga es un derecho todavía reconocido, cosa que entonces no (claro: los sindicatos eran "verticales", no "de clase", y su intención reivindicativa no llegaba ni a las grandes empresas, que es donde ahora tienen mejor organización). Bueno, y que las directrices ahora también vienen del Banco Central Europeo y de "Merkozy".
Y una cuestión más: Los años 60 eran los últimos de una fase ascendente del ciclo largo de la economía mundial que terminaría entre 1968 y 1973. Ahora son los finales de una fase descendente y, después de haber escuchado atentamente en Madrid a renombrados economistas españoles, creo que nadie sabe cómo ni cuándo va a terminar el descenso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario