lunes, 19 de marzo de 2012

Antisemitas no selectivos

El asesinato de tres niños y un profesor en una escuela judía de Toulouse ha levantado una oleada de reacciones contra tal barbarie y contra el antisemitismo que implica, incluida la protesta de Netanyahu. Se ha usado, por Sarkozy y otros candidatos, la palabra "antisemitismo", incluso sin saber las motivaciones del todavía desconocido autor. Netanyahu también ha usado dicha palabra.
Pero vengo a saber que los dos militares asesinados días antes, a lo que parece por la misma arma y con la misma moto, eran musulmanes. Lo que ya no sé es si eran árabes, es decir, semitas. Parece que sí: magrebíes, y a los 50 años de la independencia de Argelia. Pero es curioso que me tenga que enterar de que eran musulmanes por un periódico israelí: Ha'aretz. Para el resto, los soldados eran soldados (lo de magrebíes no parece importante). Los niños, judíos.
(Si yo entiendo bien los acontecimientos posteriores, a no ser que se trate de encontrar un chivo expiatorio sobre el que cargar toda la barbarie producida, no estamos ante un anti-semita que mete en el mismo saco a magrebíes (¿argelinos?) y judíos sino ante un pro-palestino que mete en el mismo saco a soldados "traidores" y a Israel, la potencia ocupante. Cierto que los niños de una escuela no son "potencia ocupante", pero tampoco los niños recientemente asesinados en Afganistán "por venganza" a manos estadounidenses (uno o varios) eran peligrosos terroristas o insurgentes. Extraña asimetría.
En estas guerras, los enemigos son simbólicos y, muchas veces, equivocados: el Estado de Israel, aunque quiera ser un "estado judío", no puede identificarse con todos los judíos del mundo)

No hay comentarios:

Publicar un comentario