sábado, 4 de febrero de 2012

Siria: pros y contras

Los gobiernos de la China y de Rusia han vetado la condena de Naciones Unidas al régimen de Siria por aplastar sin consideraciones el levantamiento democrático de su pueblo contra un unos déspotas perpetuados en el poder. Y aquí hay una versión alternativa: el gobierno de Siria se defiende contra los infiltrados y mercenarios enviados por quienes quieren romper alianzas poco favorables para los déspotas perpetuados en el poder... en Arabia Saudita. Es decir, con Irán.
Claro que las motivaciones de unos y otros son diferentes. Las de los que ahora vetan, también.Y, en ningún caso, hay una defensa de los débiles (¿por qué no en otros sitios?) ni una apuesta por la "democratización". Pero la cuestión difícil de resolver si no se tiene el prejuicio de un partido tomado de antemano es la de saber qué es exactamente lo que está sucediendo en Siria sin olvidar sus antecedentes. Imperdonable, pero no incomprensible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario