lunes, 13 de febrero de 2012

Paraísos fiscales

Hay redes que, como ésta, proporciona información (normalmente basada en chivatazos) sobre cómo funcionan dichos sumideros. De ahí extraigo estos dos textos:
Los paraísos fiscales producen pobreza. En 2005 publicamos un trabajo titulado The Price of Offshore que estimaba el total de fondos propiedad de individuos en tales lugares en torno a los 11,5 billones de dólares USA. Basados en ello calculamos que lo que se estaba perdiendo en impuesto sobre la renta ascendía a 255.000 millones de dólares. Cada año. Con ese podría más que superarse el Objetivo de Desarrollo del Milenio de Naciones Unidas de reducir a la mitad la pobreza en el mundo en 2015.
Sin embargo, nada se ha hecho, más allá de la retórica de cara a la galería, para recuperar esos dineros que, fiscalmente, pertenecen a pueblos sometidos ahora a recortes y "reformas laborales" o "reforma del despido" a favor del empresario, sea o no sea evasor (que, por lo menos en España, tiene muchas probabilidades de serlo, según los chivatos de la Agencia Tributaria que dice que "el 72 por ciento del fraude fiscal lo hacen las grandes empresas" mientras "queda impune el 84 por ciento de su evasión"). Dejando de lado el caso de España, la pregunta es por qué no se soluciona el problema fiscal de los paraísos ídem. La respuesta la da el otro texto que anunciaba:
Cerca del 40 por ciento de los países identificados como de IPC [Índice de Percepción de Corrupción que publica Transparencia Internacional, añado] bajo son o tienen paraísos fiscales. Entre Singapore (5º), Suiza (7º), Reino Unido (11º), Luxemburgo (13º), Hong Kong (15º), Alemania (16º), USA (17º), y Bélgica e Irlanda (ambos19º). Barbados y Malta, paraísos fiscales, están el 24º y el 25º.  
¿Qué nos dicen esos “rankings” sobre las actuales políticas de corrupción? Pues lo mismo que sobre el impuesto Tobin o Robin Hood: que cada cual defiende a sus corderillos, con o sin lobby ad hoc.
Viene todo esto a cuento a propósito de paraísos fiscales a donde ha ido una parte de los fondos de la Fundación Nóos en la que algo tiene que ver la Familia Real española (por lo menos el cuñado del heredero, aunque dicen que Belice no es un paraíso fiscal) y con los fondos que el candidato Mitt Romney tiene en las Islas Caimán, en lo que no se diferencia mucho de antecesores que también tuvieron un discurso propio sobre impuestos.
Me molesta reconocerlo, pero hay veces en que sí creo que "los gobiernos son el consejo de administración de los negocios de los burgueses"... porque están en el gobierno o porque pertenecen a un rango inmediatamente inferior pero claramente sometido al superior. Agghhh, marxismo. Bueno, si en algo parecen tener razón, ¿por qué rechazarlo? ¿porque los intelectuales son el servicio de relaciones públicas de los negocios de los burgueses? Y pensar que los pequeños y medianos empresarios se creen que están con "los de arriba"... Angelitos.

2 comentarios:

  1. Hola, buenos días le mando una página bastante interesante del Transnational Institute, los gráficos son bastante pedagógicos, y da datos muy parecidos a los que usted maneja. Un cordial Saludo.
    http://www.tni.org/es/report/estado-del-poder-corporativo-2012

    ResponderEliminar
  2. Gracias, David. A pesar de que el tema pertenece al campo del "sistema oculto", son habas contadas.

    ResponderEliminar