martes, 21 de febrero de 2012

Irán: déja vu

Suena a rancio. Me parece estar escuchando a Colin Powell en Naciones Unidas explicando los enormes peligros que suponía Irak para la estabilidad del mundo, o a Tony Blair explicando que Irak podía atacar a Inglaterra en 45 minutos o a José María Aznar exclamando aquel "créanme" a propósito de la amenaza iraquí, las armas de destrucción masiva, el segundo (¿o era el tercero?) ejército del mundo, o la democratización y liberación de un país que saldría en masa a vitorear a sus liberadores (Runsfeld dixit) y todo aquello que me llevó a escribir un librito sobre su evidente contenido orwelliano, y no solo en el sentido de "guerra es paz".
Repetimos ejercicio con Irán. Por eso resulta interesante que tres especialistas franceses expliquen en Le Monde el alcance real de la amenaza realmente existente en la realidad. Pero es inútil. El vocerío se mantiene aunque, todo hay que decirlo, todo parece indicar que esta vez tampoco vendrá el lobo que se viene anunciando desde 2004-2005. Irán no tiene capacidad de ataque importante, los Estados Unidos tienen bastante con el gasto de Irak y Afganistán (y las tropecientes bases militares en todo el mundo) en un momento de contracción económica y, por su parte, Israel... Bueno, Israel es el cabo suelto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario