miércoles, 15 de febrero de 2012

El futuro de Assad

Hoy publica Wallerstein su Comentario nº 323, ahora en inglés, pero supongo que pronto en el español de La Jornada. Esclarecedor. Plantea las razones internas y externas por las que es probable que Assad siga en el poder de Siria en el futuro inmediato.
Internas, a pesar de la guerra civil, por los apoyos que tiene en el ejército regular y las fuerzas religiosas que desconfían de los suníes ahora en la oposición.
Externas, pasando revista de los intereses reales (no de la retórica, que es gratis) de los actores fuera de Siria: Arabia Saudita, los Estados Unidos (encantados del veto ruso), Israel, Francia y Turquía. Por más que pese el argumento Irán (once more) y el papel de Hezbolá y Hamás, no está en la agenda de ninguno de ellos repetir la experiencia de Libia. Probablemente, ni siquiera la de Irak. 
Un aumento del caos, a la iraquí, con Assad fuera del gobierno, produciría un campo adicional para Al Qaeda y sus proyectos no para Al Andalus (que son retóricos) sino para Arabia Saudita (que son los importantes). Me ha extrañado el papel asignado a la amenaza de Al Qaeda, pero así viene en el texto e igual es que ahora que ya no se usa para justificar un roto y un descosido, ahora es cuando se puede ver su auténtico papel.
¿Reforma política, entonces? Eso dicen desde Siria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario