martes, 10 de enero de 2012

Guerra económica contra Irán

La sección 1245 del Acta de Autorización para la Defensa Nacional para el año fiscal 2012 debería ser de obligada lectura. Explica las sanciones contra el Banco Central de Irán por la dedicación de sus sistema financiero al lavado de dinero, acto horrible y execrable si lo hacen los iraníes. Y contra quien comercie con ellos, que también es cosa fea. Se incluye sancionar a otros bancos centrales. Sobre todo si el comercio es de petróleo, proveedor que es de una cuarta parte de las importaciones de la Unión Europea.
Pero hay otras interpretaciones: se trata de sanciones inducidas por Israel y su AIPAC (el lobby judío) por la cuestión del uranio enriquecido y por las contra-amenazas a propósito del estrecho de Ormuz, por donde pasa un porcentaje significativo del petróleo mundial.  Y los efectos pueden ser desastrosos para la economía mundial: petróleo más caro, recesión asegurada.
De todos modos, hay algunas excepciones interesantes como estas que tomo de Pepe Escobar (originalmente en Asia Times, pero traducido en Rebelión):
  • Rusia ya dijo que la pasará por alto.
  • India ya está pagando el petróleo iraní a través de Halbank en Turquía.
  • Irán negocia activamente la venta de más petróleo a China. Irán es el segundo de China después de Arabia Saudí. China paga en euros, y pronto pagará en yuanes. Para marzo los dos países habrán sellado un acuerdo sobre nuevos precios.
  • Venezuela controla un banco binacional con Irán desde 2009; es como pagan a Irán por su negocio en Latinoamérica.
  • Incluso algunos aliados tradicionales de EE.UU. quieren quedarse afuera. Turquía, que importa cerca de un 30% de su petróleo de Irán, buscará una cláusula de escape que exima al importador turco de petróleo, Tupras, de las sanciones estadounidenses.
  • Y Corea del Sur hará lo mismo, para comprar cerca de 200.000 barriles diarios, un 10% de su petróleo, a Irán en 2012.

Probablemente, es la zona de mayor interés en este momento, con independencia de dónde esté Ahmadinayad en este momento. A todo esto, Panetta reconoce que el gobierno iraní "podría" construir una bomba nuclear, pero que no lo está haciendo (todavía) mientras la prensa iraní recoge opiniones estadounidenses que desaconsejan "técnicamente" un enfrentamiento armado. Las razones no son irrelevantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario