viernes, 20 de enero de 2012

Desigualdad haitiana

Haití está entre los países latinoamericanos (y eso que la región es la más desigual del mundo) con mayor desigualdad. El terremoto lo supo y, como suele suceder en estos casos, devastó los barrios pobres y conservó a los ricos. Foreing Policy presenta fotos (vale la pena verlas) de cómo viven (no solo "vivían", sino "viven") los que la revista llama "el 1 por ciento" utilizando el lenguaje de los "Occupy Wall Street" y similares. Tal vez si los ricos haitianos pagasen impuestos, no habría que poner un "y no te olvides de Haití": este "1 por ciento" no se ha olvidado. Para completarlo, en el New York Times se asombran de que algunos pocos policías haitianos estén siendo condenados por abuso de poder. Con razón: cuando la desigualdad es tanta, lo normal es el abuso de poder.
Para la desigualdad en la India y el abismo entre los "parias de la Tierra" por un lado y los hipermillonarios indios por otro (algunos de ellos mucho más ricos, por cierto, que todos los ricos haitianos juntos), Arundhati Roy tiene un artículo aquí con la moraleja de que son esos hiper-ricos los que se convierten en sepultureros del sistema y no los proletarios que el Manifiesto suponía que iban a serlo causados por el mismo sistema ("el capitalismo crea sus propios sepultureros" resulta probable, pero esos sepultureros son también sus beneficiarios: los hiper-ricos).

No hay comentarios:

Publicar un comentario