viernes, 23 de diciembre de 2011

Epidemia política

Los datos de Gallup son sobre los Estados Unidos, pero podrían aplicarse a muchos otros países:
Next we have some questions about the 2012 presidential campaign. Please try to answer each question based on what you may have heard or read so far about the campaign and the candidates from the Democratic and Republican parties. [RANDOM ORDER]\n\nB. Is there any candidate running who you think would make a good president, or not? Selected trend, 1992-2011
En 2008 fue el triunfo marketinero del "yes, we can". Ahora hay casi un empate entre los que piensan que hay algún candidato a la presidencia que pueda ser un buen presidente y los que no lo tienen tan claro. 
Es la diferencia entre preguntar "a quién prefiere usted" a lo que muchos contestan tapándose las narices ya que van a tener que elegir entre guatemala y guatepeor pero sin saber cuál es cuál, otros contestan que votarán por "su" partido de siempre haga lo que haga (aupa el Betis manque pierda) y otros reaccionan a la última parida electoral (sin salir de los Estados Unidos, es lo que está sucediendo cuando se pregunta si prefieren a Gingrich o a Romney entre los Republicanos).
Pero si se pregunta si alguno de ellos va a hacer algo bueno, las respuestas ahora son las que reproduzco. Y lo grave es que se puede generalizar a muchos otros países de los llamados "centrales", ahora "en vías de subdesarrollo".
Nota no tan marginal: Me resulta curioso, como seguidor de los informes de Gallup, que la única referencia que he encontrado a tal dato haya sido en la prensa china, donde, por cierto, el rechazo a la creciente desigualdad e injusticia (poco comunista, por cierto) es igualmente creciente a lo largo de este año.
Pero si se compara con cómo ven los ex-comunistas el "cambio" producido en sus países, la cosa no es mejor. Son datos del Pew Research Center que indican que en los respectivos países predomina la idea de que el "cambio" ha servido para los políticos (algo hay de verdad, viendo la rapidez con que cambiaron de chaqueta) y para los hombres de negocios (muchos de ellos antiguos apparatchiks del Partido -comunista, por supuesto-), pero no para la gente de la calle:
Confidence in Democracy and Capitalism Wanes in Former Soviet Union

No hay comentarios:

Publicar un comentario