domingo, 4 de diciembre de 2011

Colonizar el futuro

Parece que las reglas del juego consisten en buscar el beneficio allí donde esté y que eso se ha venido haciendo colonizando territorios (desde Rosa Luxemburg a Zygmunt Bauman lo han venido contando). Primero, por conquista. Después, comercialmente. Y cuando ya no quedan territorios que colonizar (es decir, someter para poder obtener beneficio), se ha empezado a colonizar el futuro. Esa es la crisis de la deuda: que paguen el beneficio presente los que vienen detrás. No es extraño que, en algunos países en los que es posible y hay datos, como Francia, el porcentaje de hijos que renuncia a la herencia haya aumentado espectacularmente y se espera que aumente todavía más: heredan deudas. El problema, entonces, vendrá cuando haya una masa crítica de fallidos. A ver, entonces, qué se coloniza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario