sábado, 26 de noviembre de 2011

Victoria islamista

El partido islamista (Justicia y Desarrollo) marroquí, que vendría a ser el equivalente de lo que fue la Democracia Cristiana italiana o alemana o el Partido Popular español manifiestamente apoyado por la Conferencia Episcopal católica, dice haber logrado la victoria en estas elecciones en Marruecos con un cuarto de los escaños.
A semejanza de otros partidos más o menos confesionales, pero confesionales a fin de cuentas, lo importante no es el vocabulario y la retórica, sino sus prácticas y, aquí, se trata del uso del vocabulario islamista para marcar diferencias con la élite dominante en el país cuyo líder se declara "comendador de los creyentes", Mohamed VI, decimoctavo monarca de la dinastía alauí, pero cuyas prácticas no son tan bien recibidas por esa parte de la sociedad. Algo parecido sucedía con el FIS en Argelia, aunque allí las distancias eran frente a la élite rapaz, exclusivista y occidentalizada y tuvo tintes violentos frente a la represión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario