miércoles, 9 de noviembre de 2011

La que se nos viene


Los que dibujan en los periódicos suelen tener una sensibilidad de la que los demás carecemos. Por eso les sigo (local e internacionalmente). El que precede, además de que agradezco la dedicatoria, es un buen ejemplo. Pero hay más, como este otro caso, interesante para la que está cayendo:
Banx cartoon 
En el banco "se asustan de pensar en lo siguiente que les podría asustar". Pero, en mi ignorancia, parece que la cosa es más sencilla de lo que podría pensarse. Veamos.
Primero, este sistema en el que estamos como 500 años tiene, como requisito funcional, el colonizar otros territorios, es decir, incluir nuevos territorios en los que conseguir el beneficio, motor del sistema. Ya lo he citado aquí. Primero fueron territorios físicos y se llamó colonialismo. Después fueron territorios comerciales y se llamó neocolonialismo. Y cuando se terminaron esos territorios, buscaron (y eso fue la burbuja del "punto com", ".com") en el ciberespacio. No funcionó. Así que buscaron (las personas concretas que procuran el beneficio, no una abstracta entidad llamada "sistema") el beneficio colonizando el futuro, es decir, produciendo un endeudamiento masivo al tiempo que "financiarizaban" la actividad económica como ya se había hecho en otras fases decrecientes del ciclo económico mundial. 
El problema consiste en que el futuro se puede acelerar y llegar antes de lo previsto por el calendario de pagos (es lo malo del endeudamiento: que hay que pagar intereses y amortizar el principal). Y los bancos se encuentran con una crisis de liquidez tarde o temprano. Y los bancos se asustan (aquí está la fuente de mis elucubraciones y también de la viñeta que aparece a la izquierda, con perdón). La razón quedaba clara en este gráfico del Der Spiegel en el que se ve la desproporción entre la economía real y la economía financiarizada. El negocio de los bancos no ha estado en 63 billones que supone el total de bienes y servicios comerciados sino en los 955 billones del mercado de divisas y en los 600 millones del comercio de derivados. Lo malo es que hay que añadir los 40 billones de deuda pública mundial. Así que se puede esperar cualquier cosa de un sistema tan tremendamente alejado del equilibrio. Lógico que se asusten los que lo conocen bien. Si hasta yo me asusto y no sé de la misa la mitad...
Graphic: Size of the financial industry

1 comentario:

  1. Mira que lo mamé desde pequeñito y que me gano la vida pasando de pies a yardas, pero son unos números tan mareantes que ya no me dicen nada si no llevo a mano el gráfico que te copio abajo

    Un abrazo

    http://xkcd.com/980/huge/#x=-2464&y=-1188&z=4

    ResponderEliminar