domingo, 6 de noviembre de 2011

Bloqueo político

Bertrand Russell decía lo siguiente, allá por 1932, en un furibundo artículo contra la codicia y arrogancia de los financieros de la época: 
The plain fact is that governing classes of the world are too ignorant and stupid to be able to think through such a problem and too conceited to ask advice of those who might help them.
Las clases gobernantes de su mundo parecían ser demasiado ignorantes y estúpidas como para ser capaces de pensar sobre dicho problema y demasiado presuntuosas como para pedir consejo a quienes podían ayudarles.
No es un mundo tan diferente al de hoy en día, en el que las peleas entre partidos y el consiguiente bloqueo de la política en el país (por ejemplo en Grecia) hace pensar que:
- o el problema no es tan grave como dicen, ya que pueden permitirse el lujo de discutir sobre el color de la chimenea del Titanic, luego no se está hundiendo.
- o son tan ignorantes como decía Russell y no saben que el Titanic se está, efectivamente, hundiendo.
- o están tan atrapados en su juego que no pueden salir de él; y su juego no es responder a las necesidades del país sino el de la "férrea ley de la oligarquía": dedicar más esfuerzos a mantener(se en) la organización que a lograr los supuestos objetivos a los que tendrían que estar dedicados.
También podría ser que los medios para salir de ésta no estuviesen claros, que cada partido escogiese unos diferentes de los demás y que no hubiese modo de saber qué medio sería el más apropiado para salir de ésta. Pero me da que, aunque, efectivamente, no haya consenso sobre qué medios nos sacarían de la que estamos metidos, a lo más que llegan "las clases gobernantes" es a proponer los medios que favorezcan primero al propio partido y a la propia carrera política y, después, a los que les apoyan y financian. Si no son gobernantes ni lo van a ser nunca, tienen todavía más razones para bloquear la situación: cuanto peor, mejor. ¿Y los ciudadanos? Bien, gracias.
(Añadido al día siguiente: La solución del gobierno de concentración y la renuncia o dimisión de Papandreu sigue siendo un "asunto interno" de las "clases gobernantes". Total, es para aplicar las imposiciones de los autoproclamados líderes de la UA, Merkel-Sarkozy que no creo que hayan pensado por sí mismos el contenido de las recetas ni que les vengan de "consejeros" sino de "superiores", introduciendo así una interesante matización a la frase de Russell, pero manteniendo lo presuntuoso de dichas "clases")
(Añadido el 8: la dificultad para encontrar quién sustituya a Papandreu es un síntoma más de los problemas que tiene esta "clase gobernante" y de los problemas que causa o que no resuelve)

No hay comentarios:

Publicar un comentario