sábado, 15 de octubre de 2011

Occupy Wall Street

Un esperanzado texto (Commentary, nº 315) de Immanuel Wallerstein sobre el movimiento Occupy Wall Street, de particular importancia para las manifestaciones que ya han comenzado hoy en Australia y Nueva Zelanda. Lo compara con "mayo del 68" y los efectos que tuvo sobre el sistema mundial que podrían ser perceptibles también ahora aunque, como dice, "no se ganó Zamora en una hora" (él usa otra frase hecha, claro, porque el texto está en inglés aunque supongo que se traducirá pronto en La Jornada de México y cuyo enlace pondré aquí). La mundialización del movimiento puede producir cambios en la clase política (algunos ya dicen que hay que atender a lo que dicen los indignados) y en la percepción que el ciudadano tiene de los problemas que le afectan. Mantener la no-violencia, la imaginación, el buen humor y la agudeza de diagnósticos y propuestas es lo que les va a hacer falta para durar y hacer otro mundo probable y ya no solo posible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario