viernes, 28 de octubre de 2011

El asesinato de Gadafi

Me siento incómodo con las teorías demasiado complicadas. Esta es una y viene de un autor respetable en una fuente sospechosa: Gadafi habría sido asesinado por un grupo de Al Qaeda "teledirigido" por gente de la OTAN.
Está claro que Al Qaeda sirve para un roto y un descosido y creo recordar que el finado ya habló de la presencia de La Base entre los insurgentes. Y son igualmente conocidas las elaboraciones que pretenden que Al Qaeda es una construcción "occidental", es decir, de alguna agencia estadounidense, que sirve para hacer lo que uno quiera al agitar la amenaza de tan siniestra organización, siniestra, obviamente, gracias a la propaganda de los que se aprovecharán de su creación para llevar adelante sus designios (malvados, por definición).
Como siempre, lo que tenemos son algunos hechos dispersos a los que procuramos dotar de sentido haciendo conexiones significativas. Pero las conexiones no vienen en los datos y el "significativa" tiene que ver con el color del cristal con que se mira. Sucede algo parecido con las teorías sobre el 11-S: qué supo el gobierno de los Estados Unidos y cuándo lo supo, por qué no murieron judíos en las Torres, por qué se fueron tan rápidamente los Ben Laden y los Saud que andaban sueltos por los Estados Unidos, por qué se suspendieron determinadas vigilancias en el día de marras y así sucesivamente. Y, en las Españas, sucede algo parecido con las teorías sobre el 11-M.
No tendría que asombrar la convicción con que se afirman algunas cosas que jamás podrán ser probadas y que, a lo más, podrán ser inferidas a partir de suponer determinadas conexiones "significativas". Es la forma de compensar la debilidad del argumento: afirmarlo rotundamente. Y si las interpretaciones (no las constataciones, que carecen de significado hasta que no se las interpreta) van en contra de mis contrarios, mejor que mejor. 
Lo que sí está claro es la necesidad de comprender y la inevitabilidad de hacer hipótesis explicativas cuya relación con los propios prejuicios conviene controlar si lo que se quiere realmente es comprender. Otra cosa es si lo que se quiere es utilizar las interpretaciones en batallas ajenas a la búsqueda de lo realmente sucedido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario