domingo, 4 de septiembre de 2011

USA y Libia

Ya se sabía: que sucesivos gobiernos de los Estados Unidos, incluso en momentos en que Gadafi era "malo" (y no te digo cuando era "bueno", es decir, "de los nuestros", que es lo que significa "bueno"), habían colaborado con el gobierno de Gadafi, en particular en el terreno de las finanzas. Ya lo conté aquí, corregido y ampliado, y lo publiqué en papel.
Ahora también sabemos que los servicios secretos británicos y estadounidenses ayudaron al gobierno de Gadafi a violar los derechos humanos de sus opositores, hoy camino de la victoria.
No hay por qué sorprenderse. El mundo realmente existente no deja espacio para los simplismos, a no ser que se esté en política (internacional, por supuesto), en cuyo caso hay que estar al tanto de quiénes son "los nuestros" para saber quiénes son los "buenos". No tan diferente de lo que fue la Guerra Fría, solo que entonces tenía aquel manto (más falso que Judas) de tipo ideológico entre rojos y azules. Ahora, ni siquiera "moros y cristianos" es un argumento que funcionaría excepto en las fiestas de los pueblos del Levante Feliz español. Los argumentos de Chávez sobre Gadafi tienen la misma consistencia empírica que los de Sarkozy.
Eso sí, los documentos que ahora se conocen (los de Moussa), también dan para titular "España y Libia" ya que de la embajada española lo que les preocupó en un determinado momento fue que algunos gadafis estuviesen en la lista negra para viajar a Europa, lo que podría suponer represalias para un ejecutivo de Repsol que viajaba en aquel momento a Libia. Por lo visto, los intereses de Repsol son los de España y viceversa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario