martes, 6 de septiembre de 2011

Poca originalidad en la educación

Aumento de las horas en el cole y del número de alumnos en el aula. ¿Madrid? ¿España en general? Bueno, sí, pero pienso ahora en Francia donde también se plantean qué hacer para salvar la escuela. O en Italia, con clases llenas de alumnos, desaparición de los profes de apoyo, supresión de cursos. Esos ahorros son pan para hoy y hambre para mañana.
Se pagará muy, pero que muy caro y no sólo por la disminución de la calidad de la enseñanza de cara al empleo y al trabajo sino también por el deterioro de la formación ciudadana. Si después esos niños queman coches cuando ven que no pueden obtener un trabajo, que nadie se extrañe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario