miércoles, 21 de septiembre de 2011

Morir en Somalia

Se pueden seguir haciendo colectas en favor de Somalia. La situación, efectivamente, parece ser desesperada. Por su parte, el gobierno de Obama, premio Nobel de la paz, está participando en la solución del problema construyendo en la zona bases para sus "drones", aviones sin piloto, sumamente agresivos y peligrosos (especialistas en "efectos colaterales"). Obviamente no se trata de acabar con el hambre matando hambrientos sino "luchar contra el terrorismo".
Lo de los "drones" se las trae. Una de las dificultades que tienen los mandos militares es la de convencer a sus subordinados de que hay que matar a un semejante. Los trucos que utilizan son varios:
1. Hacerles ver que la autoridad que se lo ordena es legítima. Y qué más legítimo que luchar contra el terrorismo que ataca a su país por más que quede un poco lejos.
2. Hacerles participar en un grupo (el clásico pelotón, "platoon") de colegas, más que amigos, camaradas, con los que compartir incluso el sentido de culpabilidad, grupo que se encargará de absolverles y el individuo generará conformidad ante el mismo (experimentos de Sherif). La entrada de versiones religiosas muy sectarias va en esta línea.
3. Deshumanizar a la posible víctima que quedará reducida al rango de "subhumanos" (Untermenchen como etiquetaban los nazis a los judíos, gitanos y homosexuales) que no merecen vivir: son terroristas.
4. Implicarles emocionalmente: respondemos a lo que ellos nos hicieron (como la Marsellesa: "qui viennent jusque dans nos bras, égorger nos fils, nos compagnes": malísimos). Nos atacaron desde el 11-S.
5. Reducir no sólo la distancia moral entre el que mata y el muerto (puntos 3 y 4) sino reducir la distancia física. Los viejos experimentos de Milgram van en esta dirección y los "drones" son perfectos para matar mientras se toma un big Mac con una cocacola en una impoluta oficina a miles de kilómetros de los hechos.
No es de extrañar que haya "daños colaterales". Pero tampoco es de extrañar que los lugareños se cabreen y agudicen la reacción contra los invasores.
(Añadido el 30 de septiembre: una agencia iraní habla de 21 muertos causados por uno de esos "drones" estadounidenses en Somalia. Según dicha fuente, hay "drones" actuando además en Afganistán, Pakistán, Libia, Irak y Yemen).

No hay comentarios:

Publicar un comentario