viernes, 16 de septiembre de 2011

División en la Eurozona

Es interesante que los gobiernos de la Eurozona no se ponga de acuerdo en el "qué hacer" respecto a la crisis de la deuda o crisis bancaria que atraviesan. Se me ocurren varias razones que, desgraciadamente, no se excluyen.
La primera es que cada gobierno tiene "economistas de cabecera" de escuelas diferentes y son las escuelas las que no se ponen de acuerdo sobre la manera más efectiva de resolver el problema.
La segunda es que los gobiernos temen que el problema no tenga solución y procuran o intentar salvar localmente lo que se pueda o, peor, aprovechar el río revuelto para tener ganancia de pescadores igualmente locales.
La tercera es que el problema pueda tener una solución colectiva (véase, de todas formas, la primera de mis razones), pero que los intereses particulares impidan lograrla (véase la segunda de mis razones: cada gobierno va a la suya). Algún antiguo alumno me ha hecho bromas sobre mis comentarios sobre el llamado "dilema del prisionero", pero es que también puede aplicarse a la situación actual. Vamos allá:
Imaginemos dos salvajes (dos gobiernos) que se encuentran en medio de la jungla (de la crisis bancaria). Ambos están muertos de hambre (eso es la crisis: saben que los gobiernos de países centrales -ahora le ha tocado al de Dinamarca- pierden las elecciones) pero ven un jabalí enredado en unas matas (el "salvataje", el apoyo electoral). Se reúnen los dos digamos que en Polonia y hacen el siguiente discurso: "Seamos civilizados y no peleemos por el jabalí, así que, a la de tres, arrojaremos nuestras armas y nos repartiremos el animal que da para que nos alimentemos los dos". Esto dicen pero el salvaje-gobierno A piensa: "Yo soy más listo que B, así que contaremos una-dos-tres, él arrojará el arma pero yo no, con lo que podré quedarme con todo el jabalí para mí solito y él que se fastidie". Hasta ahí, ningún problema. Pero el problema es que el salvaje-gobierno B, que también se sabe más listo, piensa exactamente lo contrario así que la cosa puede visualizarse de esta manera:
Pues eso: que buscando cada cual maximizar sus beneficios, lo que consiguen es perderlo todo. Me encantaría equivocarme.

No hay comentarios:

Publicar un comentario