miércoles, 10 de agosto de 2011

Violencia en el Reino Unido

Se mezclan comportamientos con lógicas muy diferentes, de modo que no se corresponde con la realidad la simplificación extrema. La que sigue es una simplificación moderada ya que se pueden distinguir las siguientes lógicas.
  1. Acción-Reacción. La gota de colma el vaso de las sucesivas agresiones indiscriminadas de la policía es la muerte de un negro que, ahora ya se sabe, no disparó contra la policía. Sus compañeros reaccionan indignados.
  2. Expresión. Es el esquema que he repetido varias veces: la frustración (desempleo, marginación) genera agresividad y la agresividad se proyecta sobre lo que encuentra a mano (coches, edificios y, sí, también policía). Puede unirse a la anterior pero también pueden ser independientes como probablemente lo son en otras ciudades o barrios fuera de Tottenham.
  3. Imitación. Si otros lo han hecho, ¿por qué nosotros no? Es divertido. Una locura de verano más. Pásalo.
  4. Catarsis. Se busca el "subidón" de adrenalina como se lo busca haciendo parapente o "puenting". Gusto por el riesgo extremo "hasta que me pillen", como dice uno de los participantes.
  5. Medios-Fines. Es el único comportamiento instrumental que me aparece y es el de los ladrones que, organizados, aprovechan la situación para hacerse con objetos deseados sin preocuparse demasiado del daño que hacen a los pequeños comerciantes (supuestos miembros de su supuesta comunidad) cuyos establecimientos destrozan. No tienen ningún interés en ser pillados.
A la represión se la llama orden. Llamarla "restablecimiento del orden" es suponer que antes hubo un orden, cosa discutible según los puntos 1 y 2 (tal vez 5). Pero es lo único que se les ocurre. Mientras, las ventas de bates de beisbol a través del sitio británico de Amazon aumentaron el lunes más de mil por ciento.
(Añadido el 11: falta un 6º grupo: los pescadores a río revuelto que aprovechan la situación para realizar acciones que tienen que ver con la política o el racismo o la intolerancia)

No hay comentarios:

Publicar un comentario