viernes, 26 de agosto de 2011

Quis custodiet ipsos custodes

Un caso más. Esta vez en Nigeria. La comisión encargada de investigar la corrupción parecería tener problemas, a su vez, de corrupción interna, según informa el Human Rights Watch. Y, una vez más, haría falta una comisión que vigilase la corrupción de la comisión anti-corrupción. No es un caso único. Como, en tantos otros lugares, harían falta juzgados para juzgar la corrupción judicial o policía para controlar la corrupción policial (no sólo "asuntos internos") o comisiones de control que controlasen la comisión de control que no ha controlado la mala gestión de la caja de ahorros en la que tengo domiciliados mis pagos y recibo mis ingresos.
La vida no es cosa de blanco o negro sino de matices dentro del gris. Eso dicen los realistas. Los idealistas siguen insistiendo en blanco o negro. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario