domingo, 14 de agosto de 2011

Pepinos y salchichas

Hubo problemas con los pepinos españoles en Alemania y parece que podría haberlos ahora en España con las salchichas alemanas. La verdad es que no. Primero, porque la jerarquía es la jerarquía. Y, segundo, porque la cadena que lanza la advertencia lo hace con toda claridad y desde el principio. No es lo mismo alemanes advirtiendo sobre cosas españolas que alemanes advirtiendo sobre cosas alemanas. Voy a seguir la noticia porque doy por supuesto que no tendrá seguimiento en España, donde hay establecimientos de la cadena en cuestión (en mi pueblo de residencia habitual, sin ir más lejos). 
Ha habido bellas y románticas canciones españolas como ésta. No creo que alguien cante: "Cómete una buena salchicha alemana". Todavía hay clases.

No hay comentarios:

Publicar un comentario