sábado, 9 de julio de 2011

Conflictos étnicos en Paquistán

Desconfío cuando un enfrentamiento armado se reduce a un "conflicto étnico". No puedo creer que la xenofobia sola pueda producirlos. Cierto que tenemos en común con otros animales la reacción negativa ante el extraño (xenofobia), que, en nuestro caso, se sitúa en la parte más primitiva del cerebro. Pero  esa reacción puede ser fomentada o mitigada por la educación que hace intervenir al neo-córtex que, racionalmente, evalúa la probabilidad de un ataque que es  lo que el animal  teme de entrada: que el extraño sea un atacante.
Vayan los resultados de una lectura atenta de una noticia que distribuye la Agencia France Press y que repiten, con más o menos detalles, periódicos muy diversos (por ejemplo, el Wall Street Journal o el  egipcio Ahram o el Khaleej Times de Dubai). Se trata de la violencia presente en Karachi que ya habría alcanzado decenas de muertos y que parecía controlada al día de hoy.¿Conflicto únicamente étnico? Veamos.
1. Los enfrentamientos se producen en los barrios más pobres. Mala señal. Frustración lleva a agresividad y agresividad lleva a violencia si se le presenta un buen objeto. Como parece ser el caso.
2. Hay dos partidos creados según las divisiones religiosas y "étnicas" (paquistaníes de origen indio por un lado y pastunes por otro) que andan peleados por cómo se eligen determinados cargos, si por mayoría (cosa que quiere el mayoritario) o por cuotas (como pretende el minoritario). En mi opinión, son los que incitan a que el neo-córtex no reaccione ante la xenofobia y a que la agresividad se concentre en el "otro".
3. La "cultura de la violencia" campa por sus respetos en la sociedad paquistaní, cosa que se confirma con el número de asesinatos que se producen al año.
4. Se admite una teoría conspiranoide: el hecho de que un líder "militar" (señor de la guerra en el vocabulario de la supuesta "comunidad internacional"), contrario a la relación del gobierno de Paquistán con los Estados Unidos y a su presencia directa o a través de la OTAN, haya llamado rápidamente a la concordia y al fin de la violencia hace pensar que podría haber algo más: por lo menos, una utilización de esa violencia para ulteriores ataques a la supuesta "Al Qaeda" mediante "drones" (aviones no-tripulados, particularmente violentos al tener tanta distancia física y emocional con el objetivo o supuesta diana -que suele fallar y producir muertos civiles-). 
Conclusión: no se trata de "conflicto étnico". Hay, sí, un conflicto político (objetivos cuya satisfacción es difícil que se produzca entre actores enfrentados por esos y otros objetivos, el principal, el  poder). Ese conflicto político entre partidos que siguen aproximadamente las divisiones en orígenes y costumbres es trasformado en violencia en contextos violentógenos por cultura y por pobreza (y, previamente, por desigualdad) y la violencia va contra el "otro". Lo "étnico" no es causa, sino instrumento par la movilización y el etiquetado el enemigo.
Añado que siento no tener más datos, pero me hace pensar que incluso esa coincidencia entre partido y origen "étnico" es aproximada. Lo era en los tiempos del genocidio de Ruanda que se presentaba como si fuese entre hutus y tutsis y después resultaba que entre estos últimos habia "hutus moderados", un sinsentido para el etnicismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario