sábado, 9 de julio de 2011

Capitalismo

Para entender qué sucede: la semana pasada me compré por 28 dólares en Cuenca, Ecuador, unos excelentes pantalones vaqueros ("jeans") de la fábrica local "Areldi" (que, junto a la tienda en la fábrica,  tiene otras en la ciudad, una en un centro comercial y otra frente a mi hotel, además de en otras cuatro o cinco ciudades ecuatorianas). Ahora leo que unos "Phantom" tienen un coste  de fábrica de 50 dólares y se venden a 300. Ignoro el coste de producción de mis "areldi" y, por tanto, el margen de beneficio sabiendo que he comprado los pantalones en la tienda de la fábrica. Para el caso de los "phanton", ignoro los costes distribución. Claro que las "prestaciones" de los respectivos pantalones no son las mismas. Permite múltiples reflexiones.
Añado una anécdota. Los "pantalones vaqueros" se llaman "jeans" en medio mundo. La razón es que esa tela azul llegó a los Estados Unidos procedente de Génova que, en inglés, se dice Genoa y que se deformó a "jeans". Fruto de las migraciones, se ha convertido en sucesivos símbolos desde el trabajo de los vaqueros realmente existentes a la disconformidad y al "star system". En mi caso, sustituían a otros "jeans" que compré también allí hace ya bastantes años y que, en su decadencia, todavía me sirven pero ya no para ir al cole. A lo más, para ir a comprar el periódico y el pan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario