viernes, 3 de junio de 2011

Liderazgo de la ONU

Gallup publica, de vez en cuando, estudios sobre el grado de aprobación que merece el liderazgo de los Estados Unidos en el mundo. Este es uno dedicado al liderazgo de Naciones Unidas. Aunque no voy a reproducir sus tablas que, de todas maneras, no se pierde el tiempo dándoles un vistazo. Meto esta porque me permite un primer comentario:

UN approval global medians.gif

Tenemos la información básica: 126 países, encuestas durante 4 años y un nivel de aprobación suficientemente alto como para superar la desaprobación. Pero, alto ahí: ¿se ha fijado en la pregunta sobre cómo está llevando a cabo su liderazgo Naciones Unidas? Veamos: da por supuesto que Naciones Unidas ejerce un liderazgo que puede aprobarse o desaprobarse. Y no hay tal. Naciones Unidas no tiene tal papel. Como se ha visto en el caso de la 1973 respecto a Libia, la ONU ha ido a remolque de lo que han "liderado" otros y se tragará las evidentes violaciones de la discutible resolución. Pero sigamos.
Si va a la lista de países que más aprueban ese supuesto liderazgo, aparecen dos grandes grupos (y algunos sueltos, que no voy a considerar): países pobres y países nórdicos de tradición socialdemócrata. Entiendo que los encuestados en los países pobres confunda aprobación con deseo: alguien tendría que defenderles a escala mundial, lo que, como he dicho, no es el caso. Lo de los países nórdicos (y alguno más de tradición socialdemócrata) parece tener otra lógica: la de desear la existencia de instancias supra-estatales para resolver los conflictos de forma pacífica o para interponer fuerzas propias (cascos azules) en los enfrentamientos armados derivados de los conflictos.
La lista de los que desaprueban ese supuesto liderazgo tiene componentes de un solo tipo y un par de elementos discordantes. Los que desaprueban el trabajo de la ONU son, básicamente, países árabes. Con razón: han acumulado caso tras caso de oídos sordos por parte de Israel a las resoluciones de NN.UU. Si la ONU dice una cosa y después Israel dice que se llama andana, no parece que NN.UU. esté haciendo algo positivo ni que su trabajo sea digno de aprobación. Pero lo fantástico es que Israel esté en el grupo. Comprensible: con las actitudes paranoides provocadas por su gobierno en la ciudadanía, no me extraña que los encuestados digan que lo de la ONU no está bien, siempre diciendo que no hay que pasarse con los palestinos y que si las fronteras de 1967 y esas cosas de los derechos humanos. Pero lo mejor, para mí, es el grado de desaprobación que genera en los encuestados estadounidenses como para que los Estados Unidos aparezcan en esta lista de desaprobadores: o porque no saben que en la ONU mandan ellos o porque creen que, como pueblo elegido, sólo tienen que rendir cuentas a Dios sin que sea aceptable la existencia de algo que se pueda interponer, aunque sea retóricamente, entre el pueblo elegido y su Dios que lo elige.
Ahora bien, nada de lo dicho debe ser tomado como resultado de un análisis pormenorizado de las tables. Estas han actuado, más bien, como láminas de un test proyectivo que me han permitido decir lo que se me ha ocurrido. Las tablas no prueban nada de lo que he dicho, pero si creo lo que creo, son un buen ejemplo de que no estoy equivocado. Claro que si usted cree otra cosa, encontrará que estas tablas no tienen interés alguno o no prueban nada (en eso sí que tendrán razón) o son un ejemplo de lo contrario a lo que yo pienso o todo esto es un caso más de las manías de estos intelectualillos de provincias que no entienden nada de nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario