viernes, 24 de junio de 2011

India de poncho dorado

Es la forma más sutil de racismo y el racismo es esa ideología que considera 1. que existen las razas y 2. que las razas pueden ordenarse de superiores a inferiores, dando derechos a las superiores, negándolos a las inferiores y condenándolas a la pobreza.
Cuando uno encuentra un pretendido insulto como el que da título a este post tiene que pensar en el racismo. De hecho, es lo que un parlamentario ecuatoriano espetó a una parlamentaria ecuatoriana en el contexto de una tensión producida en un problemático juicio sobre los hechos del 30-S, la algarada policial o golpe de Estado (según las versiones).
Porque lo que quiere decir es que la "india" no puede "subir" hasta tener "poncho dorado", sino que debe quedarse en su lugar inferior y subordinado. Lo he escuchado también en lo cotidiano de mi estancia en Otavalo, Ecuador, de estos días. Algunos "blancos" no aceptan que haya "indios" que hayan hecho fortuna y hayan comprado casas en el centro de la ciudad, del mismo modo que hay "payos", en España, que no aceptan que haya "gitanos" que han hecho fortuna y han dejado de sufrir la marginación a la que se les condenó desde la Pragmática de los Reyes Católicos hasta la Ley de Vagos y Maleantes franquista. Cierto que la causa de tal situación no está sólo en los "payos", pero esa es otra cuestión.
La cuestión ahora es levantar acta de ese racismo tan peculiar que consiste en "reconocer" que las "razas inferiores" tienen que seguir siendo inferiores y que si salen de su marginación y exclusión "algo malo habrán hecho" para dejar su "lugar natural", que es "abajo".

No hay comentarios:

Publicar un comentario