sábado, 11 de junio de 2011

Gobernar es surfear

El déficit federal de los Estados Unidos superará el billón y medio de dólares. Hay quien lo ha llamado "un suicidio económico". Efectivamente, una cosa es gobernar con el viento a favor y otra es hacerlo con el viento en contra y Obama, como casi todos los gobernantes de países enriquecidos, lo tiene en contra. Claro  que hay diferencias de velero a velero y de tabla de surf a tabla de surf y de surfista a surfista. Pero si las cosas vienen mal dadas, es que vienen mal dadas y el gobernante puede hacer relativamente poco a pesar de su velero y su tabla. En el caso de los Estados Unidos, a pesar de su capacidad de imprimir moneda (QE) sin grandes efectos inflacionarios y a pesar de poder dictar algunas reglas del juego aunque cada vez menos, visto lo que hacen los "emergentes". Los hechos son tozudos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario