jueves, 2 de junio de 2011

Contra el terrorismo

Me ocupé de la palabra terrorista hace años, Diccionario de la Real Academia en mano. Es un diccionario que no han usado los redactores del proyecto de ley que presuntamente "cierre el paso a negociar con ETA". Fruto de un posible pacto entre el PP y el PSOE, incluye esta frase:
“El Estado reitera su compromiso de perseguir la derrota definitiva, incondicional y sin contrapartidas del terrorismo en todas sus manifestaciones”
Sin embargo, lo diga Agamenón o su porquero, no se puede derrotar al terrorismo. Se puede, eso sí, derrotar a los grupos que lo practican: el terrorismo es un medio, una acción; no una ideología ni, mucho menos, un grupo concreto (ETA, en este caso, que sí ha practicado el terrorismo). El terrorismo sólo se puede evitar, y eso es acción policial, acción policial y acción policial, no nuevas leyes.
¿Que no quieren negociar con ETA? Bueno. Están en su derecho. Pero tarde o, mejor, temprano tendrán que hablar con ETA para concretar la rendición, la reinserción de los etarras y, ojalá, la reconciliación (cosa, esta última, harto improbable, visto lo visto). ¿Que no quieren llamarlo negociación? Pues bien. 
Lo que no me gusta es lo de "en todas sus manifestaciones". Supongo que se refiere e incluye a grupos políticos que no practican la violencia y, por tanto, no practican el terrorismo pero que no son del agrado del PP y del PSOE. Podría incluir, si hiciese falta, al PNV. Demasiado genérico.
Pero, puestos a ser genéricos, no estaría de más que "el terrorismo en todas sus manifestaciones" incluyese a otras prácticas atemorizadoras, más o menos violentas, que nada tienen que ver con ETA y sí con los aledaños del poder en la sociedad española.

No hay comentarios:

Publicar un comentario