miércoles, 25 de mayo de 2011

Moscú no es Rusia

Eso dicen y eso parece que muestra un estudio. Pero no me resulta novedoso. En el viejo Perú se decía que había dos Perú: Lima y el resto (después hubo que aceptar que "el resto" invadiese Lima). En México los "chilangos", los habitantes del Distrito Federal, no acaban de ser vistos con buenos ojos por el resto de mexicanos. Incluso por los mexiquenses (Estado de México, capital Toluca) a pocos kilómetros del DF.
No es universal. Roma tiene un papel muy particular en Italia. Los parisinos son muy peculiares pero no detecto un síndrome tan peculiar como para que no se les vea franceses (probablemente, son los inventores de "ser francés", del Volksgeist francés -disculpándome por usar una palabra alemana para "espíritu del pueblo", le peuple). Y La Paz o Quito forman un particular binomio, respectivamente, con Santa Cruz y con Guayaquil. 
Cierto que, en estos últimos cuatro casos, aparecen resquemores hacia las capitales burocráticas que, por ejemplo en Italia, la Lega Nord verá como parte de sus problemas (curioso que el territorio que hizo la unidad del país dé paso ahora al movimiento autonomista-separatista más evidente).
No tengo muy claro lo de Bruselas porque no tengo muy claro el problema flamenco-valón. 
¿Y Madrid? Qué voy a decir de Madrid. Por un lado, está el binomio que forma con Barcelona, al modo boliviano o ecuatoriano. Pero soportar alguna de las tertulias radio-televisivas generadas en dicha capital burocrática hace a veces pensar que Madrid no es España. Y es que a veces no se enteran.

1 comentario:

  1. Una percepción que se hace más acusada cuando los medios de comunicación, en especial la televisión, difunden la información meteorológica, me refiero a propósito de Madrid.

    ResponderEliminar