domingo, 1 de mayo de 2011

Menos guerras en el horizonte

Interesante el Commentary No. 304 que firma Immanuel Wallerstein. En él plantea las raíces locales que podría tener un progresivo abandono estadounidense de su habitual e inveterado belicismo. Fue el denostado Samuel Huntington quien planteó con claridad las raíces locales de la política exterior estadounidense con ejemplos extremos como Cuba y los exiliados en Florida o China y los inmigrantes chinos en el país, por no decir el ejemplo de Israel, el lobby AIPAC y los tal vez 6 millones de judíos o de origen judío en los Estados Unidos. El comentario de Wallerstein va en la misma dirección y muestra cómo van a influir los cambios en el Partido Republicano de cara a las presidenciales (con algunos candidatos aislacionistas y, en todo caso, antibelicistas) y la necesidad que va a tener Obama de cambiar sus decisiones (incluyendo lo que algunos ven detrás del nombramiento de Panetta y Petraeus: necesidad de reducir el elefantíaco presupuesto militar). Lo que el movimiento pacifista estadounidense no la conseguido, lo van a conseguir las condiciones políticas (y presupuestarias) internas ajenas a las acciones pacifistas. Y si los Estados Unidos reduce su belicismo, se habrá reducido sensiblemente el número de guerras en el Planeta. Quedarán algunas guerras locales, internas, de las que no se excluye la presencia estadounidense para sacar partido del vencedor, como ya he comentado. Se verá

No hay comentarios:

Publicar un comentario