domingo, 1 de mayo de 2011

Libertad de información

En las Españas, el partido en la oposición acusa al gobierno central de haber hecho que la televisión pública "nacional" silenciase las protestas contra el presidente del país en un acto electoral en las Canarias.
En la Comunidad Valenciana, el partido en la oposición acusa al gobierno local de haber hecho que la televisión pública local silenciase los problemas de corrupción que aquejan al presidente de la Comunidad.
En los Estados Unidos la Casa Blanca amenaza con poner en la lista negra a un periódico por haber informado de las protestas contra el presidente en un acto de "fund rising", de recogida de fondos para la campaña electoral.
Estas cosas pasan hasta en las mejores familias. Democráticas, por supuesto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario