jueves, 26 de mayo de 2011

Deuda en España

El Partido Popular, vencedor indiscutible en las últimas elecciones locales, anuncia auditorías en los gobiernos de Comunidades Autónomas a los que accede o accedería ahora después de un gobierno socialista. Parecen querer decir con eso que no se fían de sus antecesores y que creen que han incurrido en "contabilidad creativa", ocultando gastos para que nadie piense que están en bancarrota. Lo que no dicen es que las Comunidades Autónomas, como la valenciana, que llevan gobernando varias legislaturas ha podido igualmente dedicarse a maquillar sus datos, aunque, como bien saben muchos de sus proveedores y van a saber muchos de sus funcionarios, lo de la bancarrota es más que probable.
Que mindundis como yo hablemos del asunto no tiene mucha importancia. Pero que un partido que gobernará el año que viene y gobernó hasta hace 8 años en Madrid use la bancarrota de las administraciones públicas como instrumento para ahondar el enterramiento del partido socialista me parece una irresponsabilidad más de la clase política que padece España, central, autonómica y municipal.
No sé si Grecia acabará declarándose tal y si se saldrá del euro como amaga para que le den préstamos para aguantar el chaparrón. Sí sé que las opciones son muy pocas y que la peor es "politizar" el asunto, aireándolo cuando se trata de los adversarios y ocultándolo cuando se trata de los propios.
Se vienen tiempos duros, tal vez extremos, para los "países en vías de subdesarrollo" y parece que estos temas son demasiado aburridos e insuficientemente vistosos como para que los "indignados" del 15M y "Democracia real, ya" los planteen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario