martes, 12 de abril de 2011

Racismo ambiental

El ambiente en que nos movemos es uno de los factores que explica el racismo. Eso dicen que dice una investigación publicada en Science. Ignoro su base empírica, pero es de sentido común.
La xenofobia, el rechazo al diferente, parece ser un comportamiento común a otros animales. Por lo que dicen, se encuentra en la parte más "primitiva" del cerebro y es fácilmente controlada por la parte más "civilizada" del mismo. Donde los fundamentalistas freudianos seguro que sitúan al SuperEgo. Las personas somos educadas a evaluar esa desconfianza inicial que tiene que ver con la autodefensa (son los extraños los que atacan -ingenuos que somos-). Pero también somos educadas en etiquetar a algunos grupos como amenazantes o como rechazables.
Y eso es el racismo. En primer lugar, la peregrina idea (sólo se le podía ocurrir a un europeo buscando legitimación a su comercio de esclavos) de que las características externas-físicas de las personas pueden agruparse en "razas". Pase. Pero lo realmente peregrino es pensar que esas características externas permiten jerarquizar a dichas razas en superiores (la nuestra, por definición) e inferiores (las de los demás), lo cual da derechos a las superiores a someter, vender, vejar, violar, oprimir, explotar y agredir a los de raza inferior.
La (mala) educación de la xenofobia animal da paso al racismo cuando somos xenófobos hacia alguien por su aspecto físico que lo clasifica entre las "razas" inferiores.
Lo que añade el estudio (y es interesante) es que esa actitud es más probable que aparezca en contextos degradados que en contextos "chic". Es posible. No es impensable que en condiciones de creciente desempleo y reducción de servicios públicos, la frustración genere agresividad y esa agresividad se proyecte hacia objetos pre-definidos por grupos sociales, medios y la política: las "razas" inferiores.
De todas maneras, desconfío. El racismo de la gente bien, que vive en idílicas urbanizaciones y tiene ingresos seguros probablemente sea de otro tipo: no tendrán agresiones racistas, pero igual las fomentan entre los que tienen inmediatamente por debajo. Habría que ver los datos. Inexistentes, me temo. 

2 comentarios:

  1. ¿No están emparentados el clasismo (ricos vs pobres) dentro de la misma "raza" con la xenofobia?

    ResponderEliminar
  2. No siempre, pero sí. En cuanto al objeto del racismo, los árabes pobres son "moros", pero los árabes ricos son "jeques". No hay "sudacas" ricos: los no-ricos son los que son "sudacas". Pero lo que plantea el estudio no es el objeto del racismo sino el contexto del racista. Y creo que también ahí hay clases sociales.

    ResponderEliminar