jueves, 14 de abril de 2011

No me lo puedo creer

No me puedo creer que Goldman Sachs se aprovechase de la crisis para incrementar sus beneficios ni que engañase a sus inversores y a los poderes públicos. Imposible: la crisis no la han creado las empresas financieras y, en todo caso, G.S. no tiene nada que ver en ello.
No me puedo creer que eso que no me puedo creer esté documentado en un informe de un subcomité del senado estadounidense que encima les acusa de delitos. No puede ser: en los Estados Unidos campea el comportamiento llamado "business politics", la sumisión de la política a los intereses empresariales.
Pero lo que ya llega al colmo de mi incredulidad es que eso se cuente en un periódico estadounidense, Los Angeles Times o en una revista como Forbes. Se supone que los medios estadounidenses son "corporate media" y se someten a los políticos y  empresarios, a los peces gordos. Y no digamos la revista Forbes.
Eso sí, si mañana lo veo en un periódico español, me puede dar un síncope de perplejidad.
Síncope que confieso, ya que he visto el asunto en las ediciones digitales de Público, El Economista y Expansión. Sic transit gloria mundi.

1 comentario:

  1. Creo que los medios podrían decir muchas más cosas críticas y no pasaría nada más allá de que transmitirían una imagen de mayor pluralidad. Con el amodorramiento social que tenemos bien podrían decir directamente: "los que mandan os están tomando el pelo" y, al menos de momento, los de abajo no se organizarían para el cambio, aunque tal vez es mejor curarse en salud y no provocar porque ya se van viendo algunos brotes de lucha.
    Sobre el caso en particular, creo que los medios sí que condenan a algunas manzanas podridas, pero no la(s) lógica(s) del modelo económico-político, las condiciones que permiten que estás cosas sucedan, etc.
    Me parece sugerente este comentario de Chomsky a propósito de la corrucpión:

    "El gran capital no está a favor de la corrupción, ¿sabe?, y si la prensa se centra en la corrupción, el Fortune Magazine estará muy contento, eso no les importa, no quieren que la sociedad sea corrupta, quieren que funcione de acuerdo a sus intereses, eso es otro tema. La corrupción interfiere con eso (...) Quieren que el sistema funcione sin corrupción, ni robos, ni sobornos, simplemente que les llene el bolsillo. Así que, sí, es un buen tema para la prensa. Por otra parte, los temas de los que he hablado, no son buenos temas, porque son mucho más significativos".
    Joan

    ResponderEliminar