lunes, 18 de abril de 2011

Lo que trasmite el silencio

Siempre he pensado que la ética profesional no se enseña, por más que haya asignaturas dedicadas al tema, sino que se aprende. Y se aprende no escuchando al que "predica", sino viendo los comportamientos de las personas de referencia e imitándolos. No es, por tanto, lo que se dice lo que realmente importa, sino lo que se hace. Viendo lo que se hace en algunas Facultades universitarias, uno puede hacerse una idea de cuál será el comportamiento dominante en los futuros profesionales salidos de tales aulas.
He recordado eso al ver una información sobre un reciente estudio que parece demostrar que los titubeos de los padres buscando la palabra apropiada no trasmiten dudas a los infantes, sino que les anuncian que lo que viene a continuación es importante y, en consecuencia, merece ser atendido. Una vez más, lo que se trasmite va por otro lado.
Y, ya puestos, lo que están trasmitiendo los partidos políticos españoles enzarzados en estupideces o "daños colaterales" y lo que vocean sus respectivos palmeros es que lo que les interesa es el poder y no solucionar los problemas de los electores. Lo importante es aquello de lo que no hablan ni está en las tediosas tertulias radiofónicas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario