domingo, 17 de abril de 2011

Libia y sus finanzas

Interesante artículo. Parte del asombro ante la facilidad con que los "rebeldes" libios han montado su propio Banco Central, antes que muchas otras instituciones necesarias para el buen funcionamiento de una guerra civil. Añade (y yo no lo veo tan claro tomando los datos de Gallup y Silatech) que el gobierno dedicaba ingentes cantidades al bienestar social. Pero su punto no es qué explica la rebelión, sino qué explica la intervención primero de Francia, después de los Estados Unidos y ahora con parte de la OTAN. Las cuestiones humanitarias se dejan para la retórica o la justificación a posteriori.
La primera respuesta, casi automática, es el petróleo. Tal vez. Pero no es lo más importante dado su volumen y el acceso que ya se tenía antes de la rebelión. Cierto que el tema explica por qué Catar ha corrido a hacerse cargo del petróleo de los rebeldes. Pero, para ser explosivo, este cóctel necesita de otros ingredientes.
Y el que sugiere y describe el autor es el del sector financiero: la amenaza de Gadafi y su régimen era la amenaza del dinar y su intento de llegar a una moneda común con otros países de la zona. Me hace recordar el intento de Sadam Husein de vender su petróleo en divisas que no fuesen el dólar (Irán ya lo hace y Ahmadineyad y Chávez lo propusieron sin éxito a la OPEP con la oposición frontal de Arabia Saudita). Y hace ver el papel que el Banco Central libio (directamente gubernamental, no al estilo de los Bancos Centrales "occidentales") podía tener en la desestabilización de un sector ya de por sí muy desestabilizado por explosiones sucesivas de sucesivas burbujas (no sólo la inmobiliaria, también la financiera y, próximamente, la alimentaria). 
Todo muy confuso. Como para aceptar sin más las versiones simplistas que dan los gobiernos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario