viernes, 29 de abril de 2011

Gobiernos en bacarrota

Puedo entender que del Estado de Illinois a la Comunidad Valenciana, sus respectivos gobiernos hagan gastado tan por encima de lo que ingresan, pueden ingresar o les puede ser transferido que lleguen a estar técnicamente en bancarrota. Ya pasó en la antigua Yugoslavia, cuando los gobiernos locales, tan irresponsables o más que el central, se endeudaron tan por encima de sus posibilidades que llevaron a la desmembración de la Federación. Menos mal que la deuda pública estadounidense coincide más o menos con su PIB: 14 billones de dólares. Y se asustan por que la griega sea de algo más del 10 por ciento...
El caso extremo lo acabo de encontrar en Zimbabue: su gobierno central no tiene dinero ni para convocar elecciones. Claro que uno siempre puede sospechar que la excusa es buena: sin elecciones, el actual gobierno seguirá en el poder, que es de lo que se trata. Lo gracioso es que el de la Comunidad Valenciana vaya a seguir en el machito después de las elecciones a las que se somete por imperativo legal el mes que viene. Si por ellos fuese, afirmarían (con razón) no disponer de fondos para tal fruslería. Algo así como hacen con la sanidad o la educación y no hacen con fastos y fiestas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario