miércoles, 27 de abril de 2011

Desigualdad y crecimiento

La relación entre desigualdad y crecimiento parece que no es sencilla. Se puede decir que si el crecimiento se produce, la desigualdad... se reducirá o aumentará, depende de qué políticas redistributivas se pongan en práctica. Y se puede decir que si aumenta la desigualdad, probablemente se ralentice el crecimiento. En todo caso, la relación no es lineal sino que posiblemente tenga forma de U. Ni idea.
Lo que sí se sabe es que la desigualdad de rentas está aumentando en la China. Los datos son de Beijing y es difícil extrapolarlos al conjunto de la China, sobre todo sabiendo las ya existentes desigualdades entre costa e interior, entre campo y ciudad. Hablando en yuanes, la distancia entre salarios ha aumentado, han aumentado los millonarios y los mil-millonarios (en torno a 10.000, en yuanes y sólo en Beijing) y la sociedad se polariza. 
Si eso es bueno o malo para ellos y para el sistema mundial, está por ver. Pero resuena el dicho de Lin Piao en los años 80: si queremos crecer, hay que pagar el precio de una mayor desigualdad. Dicho curioso para un comunista. Como buenos socialdemócratas, la solución es revisar el sistema fiscal, aunque la moda esta temporada consiste en reducir los impuestos de los ricos, digan lo que digan los que proponen el impuesto Robin Hood. Habrá que ver si también en la China se recortan los impuestos de sus multimillonarios. De momento, ya hay multimillonarios chinos dedicando importantes sumas a la beneficencia, "a beneficio de los huérfanos y pobres de la capital" como cantaban en España algunos alternativos. O, si se prefiere algo más clásico:
El señor don Juan de Robles,
de caridad sin igual,
hizo este santo hospital,
pero antes hizo a los pobres.
No sé si se aplica al caso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario